FANDOM


Andreu Fdez2.png


Nombre: Andreu Fernández Cornellà

Representante de: Comunidad Autónoma de Cataluña | Comunitat Autònoma de Catalunya | Autonomous Community of Catalonia.

Sexo: Masculino.

Edad aparente: 21-22 años. 

Altura: 182 cm

Peso: Desconocido.

Color de pelo: Rubio.

Color de ojos: Azul turquesa claro.

Descripción Psicologica

Es difícil comprender el comportamiento de Andreu, pues a veces llega a puntos en que supera la complejidad. Se le conoce por ser un hombre de ideas claras y decididas, pero a la vez complicadas. Es bastante cabezota por lo que es complicado, y a veces imposible, hacerle cambiar de opinión e incluso es capaz de intentar cambiar la de los demás. De pocas expresiones, no se le conoce precisamente por ser un hombre muy expresivo con sus emociones, casi siempre se le verá con una expresión seria y serena en su rostro. 

Es difícil observar una sonrisa en él, pues solamente sonreía cuando era más pequeño. En cuanto formó parte de la corona de Aragón, Andreu perdió la sonrisa y hasta ahora es difícil sacarle una, aunque no imposible. Como consecuencia a esto, la gente lo ha etiquetado como alguien amargado e irritante, con el cual no se puede tener mucha conversación. Sin embargo Andreu no rechazará conversar con alguien si esa persona lo desea, a pesar de su seriedad no es para nada callado, al contrario, suele irse de la lengua más de una vez.

No tiene sentiddel humor, es decir, no comprende las bromas de los demás y mucho menos se reirá de ellas. Es bastante responsable y siempre intenta tener todo en orden para que no se le escape nada, cosa que le convierte en alguien organizado. No es quisquilloso pero a veces no tolera depende que cosas. Odia el ruido y la música y/o bailes muy extravagantes, él prefiere algo más tranquilo y esto se puede notar en bailes tradiciones catalanes como las sardanes. Si no hay tranquilidad pierde con mucha, pero con muchísima facilidad los nervios. Es por eso que también se le conoce por alguien con un "humor de perros", ya que a la mínima salta a la defensiva. 

Se le denomina como un hombre tacaño, en temas económicos es muy ahorrador y no suele compartir. Tiene un gran orgullo por su cultura y su lengua, para él es lo más importante y piensa que es imprescindible hacer todo lo posible para conservarlas. Tiende a ser bastante reservado entorno a relaciones exteriores, llevándose bien con muy pocas comunidades y con Andorra. 

Chibi Cataluña.png

Tiene el defecto de considerar a las comunidades sureñas como inferiores, clasificándolos como personas que no saben hacer nada. Tampoco es que haga mucho caso a los norteños pero les tiene más respeto, aunque siempre piensa que el único que sabe hacer bien las cosas es él. Eso se debe a que cuando colocaron la industria en su tierra un pequeño ego empezó a crearse en su personalidad, es por eso que más de una vez se le podrá ver presumiendo de su tierra. 

Pero, a pesar de todos Andreu no es el demonio en persona, a pesar de los rumores que se dicen sobre Cataluña y a pesar de todo lo que pueda aparentar, Andreu no es mala persona, es más, es capaz de preocuparse realmente por alguien y, aunque su orgullo pueda salir perjudicado, a veces no se negara a echar una mano a quien lo necesite. 

Relaciones/Headcanon

Headcanons:

  • Las gafas que lleva representan el Estatut de Cataluña, en verdad su vista está perfecta por lo que ve sin ellas pero nunca se las quita ya que es algo muy importante para él.
  • Su bebida favorita es el cava ya que se principalmente se elabora en su comunidad.
  • Odia que españolizen su nombre y le llamen Andrés.
  • Tiene un conflicto consigo mismo, por una parte quiere ser independiente pero por otra parte se siente español, aunque nunca se lo ha dicho a nadie por su caracter reservado.
  • Su cumpleaños es el 11 de setiembre, mismo día que se celebra la Diada de Catalunya.
  • Forma parte de los Cuatro Motores para Europa
  • Tiene una serie de quemaduras, tres de ellas en su espalda, una en un costado y las otras dos en su omoplato derecho, de diferente medida. Estas tres representan las múltiples bombas que cayeron en Cataluña durante la guerra civil. Más abajo, trazando su pelvis tiene otra de forma alargada que representa la semana trágica que surgió en Barcelona.


Relaciones:

(proximamente)

Historia

En tiempos pre-romanos, la zona que ahora se llama Cataluña, como el resto de la vertiente mediterránea de Iberia, fue poblada por los íberos. Colonias comerciales costeras fueron establecidas por los antiguos griegos, que se establecieron en la zona de Roses. Tanto los griegos y los cartagineses, que, en el curso de la Segunda Guerra Púnica, gobernó brevemente el territorio, negociaban con la población ibérica circundante. Después de la derrota cartaginesa por la República romana, se convirtió en la primera área de Iberia a estar bajo el dominio romano, y se convirtió en parte de la Hispania romana, la parte más occidental del Imperio Romano. Tarraco, la actual Tarragona, fue una de las ciudades romanas más importantes de Hispania. Después de la caída del Imperio Romano de Occidente, la zona fue conquistada por los visigodos y fue gobernada como parte del reino visigodo. En 718, cayó bajo dominio musulmán y se convirtió en parte de la provincia omeya de Al-Andalus.

A partir de la conquista de Rousillon en 760 a la conquista de Barcelona en el año 801 el Imperio Franco tomó el control de la zona de los musulmanes y creó los condados que más tarde se conocería como Cataluña. Los condes de Barcelona eran vasallos francos designados por el emperador de los francos, a los que eran feudatarios (801-987). En 987, Gifré el Pelós (Wifredo el Velloso), conde de Barcelona no reconoció a Hugo Capeto, convirtiéndose en sus sucesores (Sunyer, Borrell II, Miró I, y así sucesivamente) de facto independiente de la corona carolingia. En 1137, Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona decidió aceptar el rey Ramiro II de la propuesta de Aragón para casarse con la reina Petronila, el establecimiento de la unión dinástica del condado de Barcelona con el Reino de Aragón, la creación de la Corona de Aragón y la toma de los condados catalanes que se unieron bajo el condado de Barcelona en un principado de la Corona de Aragón.

En 1258, mediante el Tratado de Corbeil, el rey de Francia como heredero del Imperio Carolingio renunció formalmente a su nominal señorío feudal sobre los condados catalanes, el Principado de Cataluña, cediendo a Jaime I de Aragón, como Conde de Barcelona y descendiente directo de la casa de Barcelona. Este tratado transformó la región de unión de hecho con Aragón en uno de jure. Como territorio costero de la Corona de Aragón, Cataluña, Barcelona en particular, se convirtió en la base del poder aragonés marítimo en el Mediterráneo, ayudando a expandir el poder y la influencia de la Corona de Aragón por el comercio y la conquista del Reino de Valencia, las Islas Baleares y más tarde Cerdeña, Sicilia, Córcega, Nápoles y Atenas.

En el siglo 12, bajo el patrocinio de los condes de Barcelona, ​​una literatura catalana apareció y floreció durante esos años. Los dominios de la Corona de Aragón se vieron gravemente afectados por la pandemia de la Muerte Negra y por los brotes posteriores de la peste. Entre 1347 y 1497 Cataluña perdió el 37 por ciento de su población. En 1410, el rey Martín I murió sin descendencia. Como resultado, el Pacto de Caspe, Fernando de Antequera, de la dinastía castellana de los Trastámara recibió la Corona de Aragón como Fernando I de Aragón. Su nieto, el rey Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla se casaron en 1469, convirtiéndose en el Reyes Católicos, posteriormente, este evento fue visto como el comienzo del reino unificado de España. En ese momento, aunque unidos por el matrimonio, las Coronas de Castilla y Aragón mantienen territorios distintos, cada uno manteniendo sus propias instituciones tradicionales, los parlamentos y las leyes. Castilla encargó a las expediciones a las Américas, y se benefició de las riquezas coloniales. El poder político gradualmente se alejó de la corte aragonesa a la corte de la Corona española. En virtud de la descendencia de sus abuelos maternos, Fernando II e Isabel I, en 1516 Carlos I (Carlos I) se convirtió en el primer rey de gobernar Castilla y León y Aragón, al mismo tiempo en su propio derecho. Tras la muerte de su abuelo paterno (Habsburgo), Maximiliano I, también fue elegido emperador del Sacro Imperio Romano en 1519 como Carlos V.

Hasta 1716, Cataluña, como un principado de la Corona de Aragón, siguió manteniendo sus propias costumbres y las leyes. Durante los siguientes siglos, la creciente centralización del poder en España condujo a conflictos entre Cataluña y la Corona española. La Guerra de los Segadores (1640-1652) se vio una Cataluña rebelde con ayuda francesa contra la Corona española para sobrepasar los derechos de Cataluña. La mayor parte de Cataluña fue reconquistada pero los derechos catalanes fueron reconocidos. Roussillon se perdió en manos de Francia, (aunque Rousillon es ahora el Departamento de los Pirineos Orientalesy también se nombra la Cataluña Norte o Catalunya Nord).

El conflicto más importante sobre la pérdida de la autonomía fue la Guerra de Sucesión Española, que comenzó cuando la descendencia Carlos II de España, el último Habsburgo español, murió sin descendencia en 1700. Carlos II había elegido a Felipe V, de la dinastía francesa de los Borbones. Cataluña, al igual que el resto de territorios que formaban la Corona de Aragón, se levantó en apoyo del pretendiente austriaco Carlos VI de Habsburgo, emperador del Sacro Imperio Romano en su reclamo por el trono español como Carlos III de España. La lucha entre las casas de Borbón y Habsburgo durante la división por el trono de España y Europa. La caída Española de Barcelona el rey Borbón acabó militarmente la reclamación Habsburgo al trono español, que se convirtió en hecho jurídico en el Tratado de Utrecht. Sintiendo que había sido traicionado, el primer rey Borbón presentó el Decretos de Nueva Planta (Els decrets de nova planta) que incorporó los territorios de la Corona de Aragón, incluyendo Cataluña, como las provincias de la Corona de Castilla en 1716, terminando sus instituciones y derechos separados, dentro de un Gobierno de los Estados de España.

En la segunda mitad del siglo XIX, Cataluña se convirtió en un centro industrial, para el día de hoy sigue siendo una de las zonas más industrializadas de España. En el primer tercio del siglo XX, Cataluña ganó y perdió varios grados de autonomía en varias ocasiones, recibiendo su primer estatuto de autonomía durante la Segunda República Española (1931). Este período se caracterizó por la inestabilidad política y la preeminencia de los anarquistas durante la Guerra Civil Española (1936-1939). Los anarquistas habían estado activos durante todo el siglo XX, como el logro de la primera jornada de ocho horas en el Europa en 1919.

La derrota de la República en la Guerra Civil española trajo un dictadura con Francisco Franco al poder. Su régimen impuso restricciones lingüísticas, políticas y culturales en España. En Cataluña, todo tipo de actividades públicas relacionadas con el nacionalismo catalán, el anarquismo, el socialismo, la democracia o el comunismo, incluida la publicación de libros sobre esos temas o simplemente discusión de ellos en las reuniones abiertas, fue totalmente prohibido. El régimen de Franco prohibió el uso del catalán en las instituciones administradas por el gobierno y durante eventos públicos. En la pro-República de España el presidente de Cataluña, Lluís Companys, fue torturado y ejecutado por el delito de "rebelión militar". Durante las últimas etapas del franquismo, ciertas celebraciones folklóricas y religiosas en catalán reanudaron y se toleraban. El uso del catalán en los medios de comunicación había sido prohibido, pero se le permitió desde la década de 1950 en el teatro. Editoriales en catalán continuaron publicando durante toda la dictadura.

Los años posteriores a la guerra eran extremadamente duros. Cataluña, al igual que muchas otras partes de España, había sido devastada por la guerra, sobre todo por las bombas. La recuperación de los daños de la guerra era lenta y más difícil por el embargo internacional contra el régimen dictatorial de Franco. A finales de la década de 1950 el país se había recuperado sus niveles económicos anteriores a la guerra, y en la década de 1960 fue la segunda economía de más rápido crecimiento en el mundo en lo que se conoció como el milagro español. Durante este período se produjo un espectacular crecimiento de la industria y el turismo en Cataluña, que atrajo a un gran número de trabajadores de la región de toda España e hizo los alrededores de Barcelona una de las mayores áreas industriales metropolitanas de Europa. Tras la muerte de Franco en 1975, Cataluña votó a favor de la adopción de una Constitución democrática española en 1978, en el que Cataluña recuperaba la autonomía política y cultural.

Hoy en día, Cataluña es una de las regiones económicamente más dinámicas de España. La capital y ciudad más grande de Cataluña, Barcelona, ​​es un importante centro cultural internacional y un importante destino turístico.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar